Sanar desde el interior

Las manos de un buen fisioterapeuta son esenciales para equilibrar el cuerpo desde un punto de vista estructural, visceral y craneal, mediante técnicas como el masaje terapéutico, las manipulaciones articulares y vertebrales, los estiramientos, manipulaciones viscerales, liberación cráneo-sacral.

Todas estas técnicas deberían ser suficientes para resolver los problemas que nos plantean los pacientes, pero a veces no es así, ya que los pacientes además de presentar un desequilibrio físico,  presentan carencias químicas, les faltan oligoelementos esenciales que hacen que nuestro cuerpo funcione bien por dentro.

Según mi experiencia, los pacientes con dolores musculoesqueléticos suelen presentar carencia de los siguientes oligoelementos; magnesio, calcio, silicio, cobre, hierro,…

Por eso es necesario sanar desde el interior, nutrir correctamente a nuestras células para que trabajen en óptimas condiciones, así que es recomendable  llevar una dieta equilibrada rica en productos naturales; verduras, frutas, legumbres, frutos secos, cereales,…. Y olvidarnos de otras muchas cosas que ofrece el mercado que impiden a nuestro organismo digerir y sintetizar los nutrientes que necesitamos.

También es importante realizar algún tipo de ejercicio, supervisado o no por un fisioterapeuta según la patología que presente cada persona. A través del ejercicio se aporta oxigeno extra a nuestras células, favoreciendo sus funciones y provocando en la persona una sensación de relajación gracias a la liberación de endorfinas.

Ejercicios como el fisiopilates, el yoga, la reeducación postural global, la gimnasia abdominal hipopresiva, estiran, fortalecen y equilibran la musculatura. El fisioterapeuta evalúa las capacidades de cada persona y recomienda la actividad adecuada a cada situación individual que se nos presente, evitando así lesiones por un ejercicio inadecuado.

Además del componente químico, el estado emocional influye en el estado físico del paciente, el dolor aumenta cuanto mayor es el estrés emocional.

En resumen, para sentirse bien físicamente, hay que estar equilibrado química y emocionalmente, una buena alimentación, un aporte extra de minerales cuando hagan falta, y para conseguir una mejora del estado mental, utilizamos en nuestro centro las Esencias Triunidad y las Flores de Bach….¿Placebo o realidad? Venid a comprobarlo, te cambian la forma de afrontar los problemas, se alivian los dolores,  se duerme mejor, y se vive la vida.

Asi que , ya sabéis, cuando vengáis a nuestro centro de FISIOTERAPIA , además de aplicarte las mejores técnicas manuales para cada situación, repasaremos otros aspectos de “vuestras vidas” para conseguir una completa recuperación de vuestras dolencias.

Esa es nuestra función,  ayudar a las personas a recuperarse, desde el interior hasta el exterior y prevenir problemas de cara al futuro, mejorando su calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *