FISIOTERAPIA RESPIRATORIA PEDIÁTRICA

La Fisioterapia Respiratoria Pediátrica comprenden un conjunto de técnicas, ejercicios y consejos cuya finalidad es básicamente eliminar las secreciones, las mucosidades, del sistema respiratorio y aumentar la capacidad de ventilación pulmonar.

La Fisioterapia Respiratoria Pediátrica es un método terapéutico de reducido costo y de demostrada eficacia para el tratamiento de las enfermedades del sistema respiratorio.

La incidencia de enfermedades respiratorias infantiles va en crecimiento por varios factores: Los agentes patógenos evolucionan y son cada vez más víricos y menos bacterianos; progresos de la reanimación neonatal; factores ambientales (contaminación, causas atmosféricas, tabaquismo pasivo) y estilos de vida (guarderías, tipo de calefacción doméstica).

Está indicado en toda patología respiratoria que curse con aumento de secreciones provocando tos, dificultad respiratoria, problemas secundarios en la alimentación y el sueño, absentismo escolar… En afectaciones respiratorias como las bronquiolitis, bronquitis, neumonías, catarros de vías altas, asma, bronquiectasia, atelectasias… También en niños con enfermedades neurológicas y neuromusculares como AME (atrofia muscular espinal) o niños con fibrosis quística. Es decir, toda afectación del sistema respiratorio que cursen con mucosidades o restricción de la ventilación pulmonar impidiendo el correcto funcionamiento del mismo.

La Fisioterapia Respiratoria Pediátrica ha ido evolucionando durante años. Ha quedado en desuso, e incluso contraindicadas, técnicas como el clapping o el drenaje postural, y han dado paso a diversas técnicas entre las que destacan el DA (drenaje autógeno), EDIC, ELPr, ELTGOL, ventilaciones dirigidas, inspirómetros, tos asistida…, descritas por G. Postiaux y J. Chevallier, siendo éstas mucho más efectivas y agradables para el niño, y contando con evidencia científica.

En Mundo Salud hay fisioterapeutas que han recibido formación específica en estas técnicas. Tras evaluar a cada niño, se eligen las técnicas más adecuadas a la patología,edad y nivel de colaboración del mismo, y se comienza a trabajar en la consulta y a instruir a los padres para que puedan continuar con el tratamiento en su casa. Los efectos son inmediatos mejorando la calidad de vida de los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *